lunes, 5 de enero de 2009

Mina Nieves. Viernoles. Cantabria. Capitulo II.


Con ligero retraso, hoy, noche de Reyes, el Mineral Digital edita la segunda parte de nuestra visita a esta instalación minera. Típica mañana de domingo invernal, bajas temperaturas y un ligero sol acompañaron la jornada. El grupo lo componíamos Antonio de Málaga, Juanjo de Guipúzcoa, Rafael de Hoznayo y un servidor.De izquierda a derecha: Rafael,Antonio y Juanjo
Tras cumplimentar el necesario cambio de calzado e indumentaria procedimos a inspeccionar la zona con sumo cuidado, las voladuras estaban preparadas para el dia siguiente, habían removido la zona con excavadoras y preparado los agujeros de las cargas, el objetivo de la explosión: una gran masa rocosa de calcita espática, posiblemente buscando bario, bajo y detrás de aquellas toneladas calizas.
Dos vistas de la mina, arriba: zona de explosivos, abajo: instalaciones y lavadero.
Pronto nos dividimos por parejas, buscando abarcar más zona de inspección. Los primeros hallazgos fueron unas calcitas cubiertas de óxidos de galena, cristales de entre 2 y 6 centímetros, separados de la matriz por el efecto de la anterior explosión, nada reseñable ni destacable en ellas, más tarde serían solo anécdota.
Pronto se identificaron dos geodas de gran tamaño, muy diferentes entre si por su contenido pero apenas separadas metro y medio la una de la otra.
La más elevada y de peor acceso, sobre todo por la dificultad de pisar bien y la falta de apoyos estables, era de cuarzo, placas de cristales de este mineral, flotaban en el interior de la geoda, adheridas a paredes de puntas de cuarzo de buen grosor. Algunos de estos cuarzos son biterminados, tipo Herkimer, colgados sobre placas cristalinas de cuarzo.

Mientras tanto en la otra geoda comenzaban a salir cristales de calcita sobre cuarzo, algunos de ellos de tamaños generosos, en agrupaciones y solitarios, muy numerosos, oscilando desde un cm. hasta los 12 cm.
Foto superior: Calcitas,11 y 1 cm respectivamente.

Tras un ligero descanso retomamos la tarea, algunos imbuidos en aprovechar las geodas descubiertas, otros repasamos la mina en busca de alguna novedad que pudiera completar la jornada, recogimos aragonitos azules, cristales de barita en cuarzo, galenas cristalizadas, algunas auricalcitas, minerales que ya habíamos encontrado en la anterior visita, buscando siempre esa pieza que mejore lo que tenemos en vitrina.
Creímos haber dado con algo diferente al explorar el lateral de una roca que reposaba contra la pared, en el arco que formaban, suelo, pared y roca, descubrimos un mineral aparentemente diferente a todo lo que habíamos visto en la mina, brillos rojo rubí se encendían en su zona más oscura, tras picar con mucho esfuerzo por la posición extraña del cuerpo que adoptábamos, extrajimos piezas de cristales de diferentes tamaños, tras sacarlos a la luz del dia, comprobamos que se trataba de cristales de cuarzo recubiertos de un oxido rojo. También se sacaron cristales aciculares rojizos, posteriores pruebas han dado como resultado que se trata de aragonitos también recubiertos de este oxido rojo intenso, tras una ligera ducha con jabón y cepillo el oxido apenas se aprecia en ellos al conservar solo una parte coloreada en la zona más profunda de estos. Unas piezas que prometían y se quedaron en promesa.

Espero que os gusten las fotografías, sé que las piezas no están todo lo limpias que debieran, pero creedme que lo estoy intentando y que ya les he quitado mucho del barro que traían. He de dedicarlas un poco más de tiempo y de trabajo, quedan aún muchas piezas por lavar que esperan su turno, entre ellas una delicada excentrica de aragonito con esferulas de auricalcita que irá a parar a la vitrina seguro. Esto es lo que ha dado de si la visita a esta mina de la localidad cantabra de Viernoles. Sobre las piezas aqui fotografiadas, ni estan todas las que son, ni son todas las que estan. Buenos Reyes tengamos todos y que os colmen de buenas piedras.

7 comentarios:

NitAna2000 dijo...

Hola Pablo, me alegra ver que el grupo va en aumento y las piezas que encontráis no tienen desperdicio ni siquiera la suciedad que puedan tener... Buen final del 2008 en cuanto hallazgos... Felicidades nuevamente.

jlbravo dijo...

Magnifico reportaje. A la altura de la expectativa. Al hilo de lo que comentabas de la voladura, es cierto, si los mineralogistas no recogemos estas preciosidades al final acaban todas en la tolva del primario.

Esas vitrinas al final habrá que ampliarlas, y el trastero no te cuento.
Animo y felicidades por el blog.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Me encantan las calcitas. Te lo curras un montón, os deseo a todos fuerzas para este nuevo año.
Saludos desde Toledo
Guzmán

antonio dijo...

VIVIR PELIGROSAMENTE
Nunca pude imaginar que una actividad tan aparentemente sedentaria como es la búsqueda de mineral en una mina pudiera resultar una experiencia tan intensa, emocionante y peligrosa. Era domingo por la mañana, al fondo, los nevados Picos de Europa, hacía frío, demasiado frío para un malagueño condicionado por la mediterraneidad hasta la médula. También viento, mucho viento. Acompañado por tres expertos: Pablo (cántabro), Juanjo (vasco) y Rafael (también cántabro), nos sumergimos en las entrañas de parte de una montaña comida por las máquinas y literalmente reventada por potentes explosivos.
En la pared de enfrente, podía observar a Pablo, guardando un equilibrio inestable, hundiendo su cincel con meticulosidad y pericia para extraer los “tesoros” localizados; más allá estaba Juanjo, sacando sus piezas envueltas en espesa arcilla (“chocolate” la llamaban) con sus manos ensangrentadas por los cortes del cuarzo oculto y, abajo, en la base de una enorme piedra fragmentada y en la vertical de su cabeza, estaba Rafael disputándole sus riquezas a una gran “coquera” a base de golpes de herramientas (no sé si consciente del peligro que implicaba).
Cosecha: aragonitos sobre cuarzo, cuarzo, calcita sobre cuarzo, cuarzo hematoideo sobre cuarzo con barita.
Rematamos la faena con cervezas, vino, refrescos, rabas y una deliciosa paella; probablemente la paella más sabrosa que he probado en mi vida.
Ha merecido la pena la experiencia y quedo muy agradecido a mis amigos del norte.

Salud.
Antonio Caparrós.

Picapiedra dijo...

Buenos dias a todos,estoy en plena ampliación como dice el compañero JL Bravo, no queda otra si seguimos recogiendo minerales. Tengo que darle las gracias a Antonio por su primer comentario en este blog y como no a Juan y Guzman por seguir leyendolo. Os deseo lo mejor para este año 2009 tan critico en todos los sentidos. Si alguien quiere piezas ya sabe donde me tiene para intercambiar. Saludos.

Anónimo dijo...

Hola Pablo que tal estas? lo pasasteis bien en la mina Nieves?
He visto como van mas personas y tambien a Antonio de Malaga.
no lo sabia que iba a ir.
Haber si otro dia voy con vosotros.


Julen (hijo de Juanjo LG

Anónimo dijo...

Un pequeño detalle técnico. El mineral rojo que aparece con cuarzo y aragonito en la mina Nieves es casi con toda seguridad cinabrio. Procede de la alteración de esfalerita mercurial, y su presencia es conocida desde hace tiempo. De modo que los ejemplares de aragonito coloreado de rojo por cinabrio son especialmente interesantes, y no se merecen que se les elimine su "pátina".

Saludos

Miguel Calvo

 
Directorio de blogs en España f6g7rj3e8w