sábado, 21 de julio de 2012

El nuevo vertedero de residuos radioactivos de la Cruz Chiquita supondrá el fin de la extracción mineralógica en las cortas Brunita y Gloria. La Unión

En el Mineral digital de hoy nos hacemos eco del más que posible fin de estas dos emblemáticas cortas de la zona de La Unión. Si como está previsto se realiza el vertido de los residuos radioactivos de la fabrica de potasas del Hondón en el paraje conocido como "La Cruz Chiquita", estos se verterán sobre una de las dos cortas, ya que este paraje es un alto que separa ambas. Estas cortas han sido exploradas por mineralogistas desde hace muchos años, y en ellas se han recogido multitud de muestras que hoy figuran en nuestras colecciones, siendo una de las zonas más frecuentadas por los aficionados que se acercan por La Unión. De llevarse a cabo el vertedero, y tras perderse la posibilidad de recuperación mineralógica en la corta San José recientemente, este sería un nuevo caso de aprovechamiento de cortas para vertidos industriales, una nueva pérdida para la mineralogía española, la cual no anda sobrada precisamente de enclaves de este tipo.

Más información sobre este vertido:
"La elección del vertedero de Cruz Chiquita para enterrar los suelos contaminados por Potasas abre un conflicto entre la sociedad Podecasa, formada por el Ayuntamiento de Cartagena y la Comunidad Autónoma, y el Ayuntamiento de La Unión.

Como ya hizo a finales de 2007, el alcalde de La Unión, Francisco Bernabé, expresó ayer su rechazo inicial al uso de ese depósito por la falta de información sobre los riesgos ambientales y de salud que puede implicar para su municipio, en especial por la cercanía en dos kilómetros al núcleo urbano.

«A mí nadie me ha comunicado nada oficialmente. Lo normal es que alguien se hubiese dirigido a nosotros para explicarnos con detalle el proyecto y qué riesgos entraña. Así que por una pura cuestión de cautela, teniendo en cuenta la escasa distancia a nuestro núcleo urbano, en principio digo no y mil veces no a verter los residuos de Potasas en Cruz Chiquita», manifestó Francisco Bernabé. En todo caso, Bernabé abrió la puerta al diálogo, siempre que antes se garantice «al mil por cien la protección de la salud de los vecinos y del medio ambiente».

El portavoz del Gobierno municipal de Cartagena, Francisco José Espejo, también mostró su confianza en que el diálogo permita salvar cualquier diferencia. En todo caso, indicó que el vertedero está en territorio de Cartagena, y que tiene todos los permisos de la Comunidad tras una tramitación ambiental en la que «La Unión podría haber alegado» la cercanía al pueblo.

Y añadió que el Ayuntamiento de Cartagena «no se opuso a la utilización de la Corta Minera de San José para el vertido de los residuos de la bahía de Portmán necesario para su regeneración».


A esto último, Bernabé replicó que no son situaciones comparables porque la corta no está tan cerca de un núcleo habitado, y además la regeneración «saldará una deuda histórica» con la comarca y supondrá un beneficio para las zonas limítrofes con Cartagena.

La descontaminación de los terrenos ocupados hasta 2001 por la antigua fábrica de Potasas y Derivados en Cartagena costará 38,3 millones de euros y estará lista a finales de 2015, lo que permitirá reurbanizar la zona de El Hondón con unas 5.000 viviendas y soterrar de las vías del ferrocarril de cara a la llegada del AVE con Madrid.

La Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento de Cartagena, que gestionan la recuperación ambiental y el desarrollo urbanístico de la zona a través de la empresa pública Podecasa, han dado el visto bueno a un plan conjunto con las empresas propietarias de los terrenos: Ercros y Solvia, una filial del Banco Sabadell , ahora también dueña de CAM.

El 28 de marzo el Consejo de Administración de Podecasa (de cuya reunión no informaron a la opinión pública ni el Gobierno regional ni el municipal) tuvo conocimiento de que ambas compañías y la propia Podecasa a través de un técnico habían adjudicado a FCC-Ámbito, del grupo Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), el contrato de redacción del proyecto de limpieza.

Son 1,2 millones de metros cúbicos afectados, según un informe preliminar, por la presencia en un 50% de metales pesados (en concreto materiales con cenizas de pirita), en un 30% por fosfoyesos (lodos de fosfato) y en un 20% por cenizas de pirita. Son los efectos de la actividad de producción de ácido nítrico para abonos y nitratos a lo largo de un siglo.

La actividad de Potasas y Derivados, asumida en 1989 por Ercos como evolución de Unión Explosivos Río Tinto SA, cesó tras un siglo el 21 de diciembre de 2001 tras intensas protestas por la polución. Luego llegó el derribo de las tres naves de hormigón armado y dos enormes silos."

Fuentes: La Opinion de Murcia y La Verdad.es

Textos: J. A. G. , La Opinión de Murcia y Picapiedra

Imagenes: J. M. Rodriguez , Antonio Gil

Enviado: Ginés Lopez. Cartagena

Composición: Picapiedra

 
Directorio de blogs en España f6g7rj3e8w