sábado, 23 de junio de 2012

La odisea de un geologo.


Ha visto pasar sus últimos cuatro años prácticamente como un nómada. De Arzew (Argelia) a Rijeka (Croacia), Tánger (Marruecos) o Ceuta. Sus últimos destinos: Açú, un pueblo del norte de Río de Janeiro (Brasil), y Pointe Noire, en la República del Congo (África). Es en este último donde José Manuel Franco Mielgo aterrizó por última vez este año para, de momento, quedarse.

El joven leonés de 30 años es natural de Santa María del Páramo, pero desde que se licenció como geólogo en la Universidad de Oviedo se vio «en la obligación» de abandonar la provincia y el país en busca de una oportunidad laboral «debido a la bajada de empleo en mi profesión en España», comenta. Una empresa con proyección internacional era su objetivo y acabó siendo su destino. Así llegó en el 2008 a formar parte de Control y Prospecciones Igeotest, S.L., «una compañía de Figueres en la que entré como geólogo de campo para geotecnia off-shore (de costa)», explica José Manuel.

Desde entonces no ha parado. Un ir y venir de maletas y aviones de un lado a otro del mundo. Quizá un apasionante viaje para mentes inquietas, pero cuando se trata de labrarse un futuro... la cosa cambia. «Nuestras campañas de trabajo no nos permiten tener un puesto estable durante mucho tiempo, por lo que estoy rotando cada mes o mes y medio de un lado a otro», afirma este paramés. «Este trote ocasiona que no tenga demasiado tiempo para el asentamiento y el conocimiento de la cultura local», lamenta y asegura que sus jornadas de trabajo rondan las 12 horas y los siete días a la semana. Unas condiciones que no parecen las más idílicas y que, por descontado, «no te dejan tiempo libre para inspeccionar los lugares que uno visita», concluye el joven geólogo.

A la hora de hablar de las condiciones laborales, comenta que todo depende de lo que te toque desempeñar y dónde. «Por el centro de África, los geólogos que se dedican a la minería suelen estar mejor valorados que los que estamos en la rama de geotecnia. Lo que es evidente, es que hay muchísimo más trabajo como geólogo fuera de España. Más que cero suele ser fácil de superar», ironiza José Manuel.

La curiosidad siempre está ahí y, a pesar del duro trabajo, «estar en otros países permite abrir la mente y comprender otras culturas no basadas en la sociedad de consumo europea», reflexiona nuestro paramés. Cuando explica su experiencia en Pointe Noire, habla de que la gente «trabaja porque se supone que es lo que hay que hacer. La llegada de las petroleras ha creado un conflicto cultural, pues el centro de la ciudad intenta ser completamente europeo, mientras que sus habitantes no dejan de tener un profundo sentimiento cultural del África subsahariana». «Choca ver una tienda con las últimas novedades en informática al lado de un mercadillo destartalado de artesanía. Mientras, los tullidos de la última guerra piden algo de dinero a los blancos, a los que dicen que les cuidan el coche mientras está aparcado». Una ardua situación que el geólogo trata de describir. Respecto al aprovechamiento del tiempo de trabajo, añade que «es infinitamente diferente a lo que tenemos por costumbre». «Muchos se sienten tranquilos con un trabajo sin responsabilidades y ni siquiera se apresuran al sentirse presionados por sus superiores. Una calma de la que deberíamos aprender», sentencia.

Por otro lado, asegura que «como bien se ha ganado la fama, gran parte de África se caracteriza por la corrupción de la policía. Te para a la primera de cambio para sancionarte por alguna estupidez y tienes que acabar negociando una pequeña cantidad de dinero para que no te denuncien. Al final, cuando te despides de él, encima tienes que llamarle ‘amigo’». ¿Y lo que más le gusta de Pointe Noire? No lo duda, «es una ciudad sencilla, pero sin nada de atractivo turístico y unos precios desorbitados. Por eso, lo que más me gusta es volver a casa», confiesa.

Fuente: Diario de León

Texto: Sonia Vidal

Imagen: Jose Manuel Franco

Enviado: Luis Alberto G.

Composición: Picapiedra

 
Directorio de blogs en España f6g7rj3e8w