jueves, 21 de junio de 2012

Sala de Mineralogía Benjamín Calvo. Arnedo. La Rioja


La sala de Mineralogía del Museo de Ciencias Naturales de Arnedo lleva ya el nombre de Benjamín Calvo Pérez. El descubrimiento de la placa que rebautiza una de las salas más ricas de uno de los museos de Ciencias más laureados del norte de España fue el colofón al homenaje que durante todo el fin de semana del 9 de Junio, Arnedo y Préjano han brindado al profesor y catedrático en Mineralogía, director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas de Madrid y director del Museo Histórico-Minero Don Felipe de Borbón y Grecia.

«Recibo emocionado este homenaje y confío en que sigamos trabajando unidos en el futuro por las ciencias de la tierra», confesó Calvo en el momento de descubrir la placa de la sala junto a su familia, las autoridades locales y personalidades como Emiliano Aguirre, padre de Atapuerca y Premio Príncipe Felipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica.

Y como primer paso de futuro, lanzó una invitación al director del Museo, Santiago Jiménez, y al alcalde, Juan Antonio Abad: establecer un convenio entre el de Ciencias Naturales de Arnedo y Histórico-Minero Don Felipe de Borbón y Grecia para ganar en proyección nacional e internacional.

Este homenaje arrancó en la tarde del sábado, cuando Calvo ofreció la conferencia 'Los hermanos D'elhuyar, su vida y su tiempo' en los salones del hotel Virrey. Y se retomó en la mañana de ayer en Préjano, con las visitas a su sala de Geología y Minería y a su trujal artesano para vivir después la recepción oficial a Calvo en el Ayuntamiento. Allí, el homenajeado correspondió entregando al alcalde y director del Museo la insignia como Ingeniero de Minas Honorario.

El homenaje viajó sobre las 13.30 horas a Arnedo, donde Calvo fue recibido oficialmente en el Ayuntamiento, en el que el alcalde, Juan Antonio Abad, le entregó la escultura en madera del zapatero, símbolo de la ciudad.

En el salón de Plenos, Jiménez recordó cómo Calvo fue el coordinador del primer Encuentro de Conservadores de Museos en 1991 celebrado en Arnedo, en el que «germinó la sensibilidad por las ciencias, la naturaleza y la mineralogía en la ciudad», que después dio lugar a la apertura del museo. «Es importante que las Ciencias se comuniquen y transmitan, por eso acepto el homenaje en representación de todos los que se dedican a la ciencias de la tierra, pese a que la investigación en España no se cuide», agradeció emocionado.

Fuente: La Rioja.com

Texto: E. Pascual

Imagenes: E. Pascual y Benjamin Calvo.es

Enviado: Maria Jesús cubillas. La Rioja

Composición: Picapiedra

 
Directorio de blogs en España f6g7rj3e8w