sábado, 22 de junio de 2013

Pedrera Mas Sabé. Gerona. Cataluña


El Mineral Digital de hoy es especial, en primer lugar porque es el primero del verano, en segundo lugar porque lo publicamos en fin de semana, y en tercer lugar porque hacía mucho tiempo que no actualizábamos el blog con una salida minera. La ocasión y la cosecha lo merecen.

A principios de siglo, allá por el año 2000/2001, se descubrieron en Gerona, más concretamente en la pedrera Mas Sabé, unas geodas de pegmatita que contenían cuarzo ahumado, morión y amatista, acompañados de feldespatos y ortosas. El tamaño de algunas de estas geodas y de las piezas que ofrecieron provocó un éxodo masivo a esta pedrera en busca de muestras. Tal era así que en días laborables, con la cantera en activo, a eso de la una de la tarde, cuando las maquinas paraban y los obreros se iban a comer, se veían buscadores saltando de sus escondites tras la vegetación y corriendo por toda la explotación buscando las pegmatitas, algunos, imbuidos por una fiebre achacable a la codicia, iban marcando cada pegmatita que encontraban, poniendo sobre ella el sombrero, sobre otra la maza, en otra la camiseta y así sucesivamente, en un afán acaparador para que el resto no picara "sus" geodas. Estas situaciones dieron lugar a más de un enfrentamiento, así como el reparto de algunas geodas acabó con muchas amistades y grupos que llevaban tiempo saliendo juntos. Mas Sabé sacó a la luz la peor parte del mineralogista y atrajo sobre si toda la atención de comerciantes y piratas del gremio.

Pero todo se acaba, y aquella zona mineralizada se agotó y dejó de trabajarse, para posteriormente inundarse de agua de lluvia y convertirse en una balsa para patos viajeros. La explotación continuó, y durante muchos años ha perforado zonas menos mineralizadas que apenas han ofrecido una milésima parte de las anteriores, ni en cuanto a tamaño ni en cuanto a calidad, hasta hoy.

Aprovechando nuestra estancia en Cataluña para la mesa de intercambio de Canyelles, decidimos acercarnos a conocer más de cerca este clásico de la mineralogía española, un día de fiesta nos dimos una vuelta por la explotación, en principio para tirar unas fotos y poco más, sin embargo, los restos de una pegmatita rascada por una excavadora en el suelo nos llamaron la atención, sacamos las herramientas y nos pusimos a trabajar, tras dos horas de esfuerzo y de abrir un boquete serio, dio fruto, un fruto inesperado en forma de puntas de cuarzo sueltas, la ortosa se caía a pedazos, y exceptuando alguna pieza pequeña donde la ortosa había resistido, el resto se presentaba sin matriz. Que se puede decir, uno tras otro ibamos sacando cuarzos, algunos ahumados, otros negros como la noche e incluso en una esquina de la pegmatita aparecieron algunos amatistas, para unos turistas como era nuestro caso, toda una lotería, nunca imaginamos que tras tantos años pudiéramos tener la suerte de abrir una geoda en esta pedrera.

Solo mostraremos la parte que nos tocó en el reparto, el resto ya están en otra colección, pero como podréis comprobar, es más que suficiente.

Disfrutad de la mineralogía.
Saludos norteños

Texto e imágenes: Picapiedra

5 comentarios:

El tejón dijo...

A veces la vida te da recompensas como esta, cuando no buscas lo encuentras, enhorabuena por el hallazgo.
Un saludo.

Picapiedra dijo...

Gracias tejón, es cierto, siempre cuando menos te lo esperas.
Saludos

manuel galvez dijo...

Enhorabuena Pablo,preciosos y de gran tamaño,imagino la sorpresa y alegría al encontrarlos,felicidades.

manuel galvez dijo...

Enhorabuena Pablo, me imagino la cara de sorpresa y felicidad al encontrar esos cuarzos con ese tamaño y con esa calidad,felicidades.

Picapiedra dijo...

Gracias Manolo
Saludos

 
Directorio de blogs en España f6g7rj3e8w