miércoles, 14 de agosto de 2013

'Las Menas. Patrimonio minero. Imágenes perdidas, 1915-1917. Colección fotográfica de la familia Cervantes-Párraga'


El municipio de Serón acoge, desde el pasado lunes y hasta el próximo día 31 de agosto, la exposición 'Las Menas. Patrimonio minero. Imágenes perdidas, 1915-1917. Colección fotográfica de la familia Cervantes-Párraga', que recupera la historia de la minería en la zona a modo de instantáneas.
La inauguración de esta recopilación, comisariada por Ángeles Cervantes, Juan Torreblanca y Juan Grima Cervantes, gerente de Arráez Editores, tuvo lugar el pasado lunes día 5 en la Casa de la Cultura de la localidad con una acogida excelente.


La Colección se compone de unas 50 fotografías, que se hicieron en el período 1915-1917 en el seno de la Compañía «Mines et Chemins de Fer Bacares-Almería et Extensions» por encargo del facultativo de minas Francisco Cervantes de Haro al entonces fotógrafo de Serón, Ramón Torres Rodríguez, personaje que en el futuro, tras una investigación más profunda, dará mucho más de si. De hecho ha sido descubierta la autoría de las fotos a su nombre hace apenas un par de semanas, y en tan poco tiempo ha sido imposible ir más allá, aunque sabemos que a mediados de la década de 1920, abandonó Serón y partió para Estados Unidos, montando un estudio fotográfico en Nueva York con su hija Lola.


Por su parte, Francisco Cervantes nos aparece en las instantáneas como un joven entusiasta, divertido y emprendedor, un profesional salido de la Escuela de Minas de Vera que tuvo en Las Menas su aprendizaje inicial, para después remontar y convertirse en un gran empresario minero y político de su tiempo. Gracias a él hoy se ha salvado este trozo del patrimonio fotográfico-minero de Serón, y nuestra provincia recupera unas «imágenes perdidas» que ahora, con su exposición pública, se universalizan.
Esta exposición pretende –en última instancia– profundizar en el trabajo iniciado con otro montaje y catálogo realizados en 2011: «Las Menas. Una mirada al mundo minero (1915-1968)», esperando que la misma sirva para que los habitantes del Almanzora y los almerienses de toda la provincia se conciencien del pasado minero, del patrimonio industrial heredado, de la necesidad de su conservación y puesta en valor, y del potencial turístico que poseen los pueblos de Los Filabres y del Alto Almanzora, donde, aparte de contar con unos paisajes bellísimos y una gastronomía de primera, con una historia y arqueología por escribir, existen unas gentes acogedoras, entrañables y dignas de conocer.


Fuente y texto: Almanzora
Imagenes: Turadio, La Comarca Noticias y La Voz de Almería
Enviado: José Montilla. Almería
Composición: Picapiedra
 
Directorio de blogs en España f6g7rj3e8w