martes, 6 de abril de 2010

De Cianitas y otras Cosas. Muras. Lugo. Galicia.

Hoy en el Mineral Digital os ofrecemos un yacimiento gallego, cortesía de nuestro colaborador y compañero Carlos J. Rodriguez, todo un placer publicar los articulos de Carlos en nuestro blog:

Descubrimiento. En el límite de los Concejos de Muras y Ourol, la carretera LU-540 transcurre hacia el sur a través de una zona de roca que muestra una litología esquistosa, con abundante agua discurriendo por las paredes (primavera-invierno), mostrándose como chorretones pardos puntuales de lo que aparentemente parecen costras recientes correspondientes a oxidaciones. Esto fue lo que me hizo curiosear en una ocasión, allá por 2001 o 2002. La primera incursión fue rápida, aprovechando un “descanso”, me paré 5 minutos mirando las paredes, buscando posibles sulfuros por las rocas desprendidas y llevándome algún cuarzo, pues parecía haber algo. Las muestras estaban muy sucias, de barrillo, y que tras un lavado y cepillado no ví más que roca esquistosa, algunas costras de supuesta Goethita, ocre rojo, y entre micas grisáceas del cuarzo unos cristalitos rectangulares (rotos) de color grisáceo a azul claro, duro. Ya dio que pensar. Al ser una zona frecuente de paso por mi trabajo, seguí parando en otras ocasiones, esta vez con maza y cincel, y fui dando con mejores filones de cuarzo con lo que resultó ser Cianita. Las siguientes incursiones llevarían por diferentes caminos, inspeccionando a ambas márgenes del río. Pero en una zona determinada del área, en unos filones de cuarzo aparecían unas costras finas de color amarillo dorado, pero demasiado amarillo para ser pirita, con un brillo sedoso, y algún pedazo visto a la lupa presentaba unos cristales aciculares muy finos entrelazados siguiendo cierta simetría y superpuestos a otras capas. Pensé en algún Anfibol, a saber, cualquier cosa, pero uno se hallaba limitado para ciertas analíticas caseras, y quedó un poco relegado en el olvido. Al final resultó ser Rutilo, que algunos reconocen como variedad Sagenita. No es que sea llamativo por el tamaño, pero sí por el color, el hábito y el simple hecho de ser gallego, ya que otros ejemplares gallegos que había visto eran de un color pardo rojizo, oscuro, o masivos. Y hasta el momento, por lo que sé y en este tamaño, sería la primera cita para Lugo y desconozco si lo es también en Galicia. Recientemente (2007) han realizado mejoras en la carretera, ampliando carriles y reduciendo curvas, pasando a ser competencia de la Xunta de Galicia, lo cual ha provocado nuevos cortes y limpieza de cunetas, y con ello nuevos filones al descubierto, con cianitas azules que invitan a sustraerlas. Respecto a la palabra de inicio, descubrimiento, no sé si yo seré el “descubridor”, ni me importa, no busco gloria ni medallas, pero hasta la fecha creo ser el único que ha ido contando cosas de esta zona en medios públicos, por eso, si alguno que se considerase el primero en haberlas descubierto y se siente ofendido por mi intrusión no es mi intención. Últimamente parecen existir ciertas susceptibilidades.

Geología. Tras el encuentro de las cianitas hubo que recurrir a la consulta del mapa geológico correspondiente. La zona en concreto se sitúa en el límite de los Concejos de Muras y Ourol, separados por el río Xestosa, pero cuya mayor representación tiene lugar en el Concejo de Muras. Corresponde a unos niveles precámbricos de esquistos, ubicado a la derecha de la Falla de Viveiro y al oeste del complejo granítico (granodiorita precoz), causante del metamorfismo. Son rocas oscuras, esquistos y micaesquistos correspondientes a la serie de Villalba, de tonalidades pardas en zonas expuestas debido a los óxidos ferrosos, precipitados por aguas de escorrentía (la zona es rica en acuíferos). En mano son de tonos grisáceos y/o verdosos, oscuros. Se hallan filones de cuarzo ondulantes y buzamiento oblicuo (en torno a 45º) atravesando la roca. Como minerales principales de la roca encajante Biotita, Plagioclasa, y en ocasiones Cloritoide. Según el mapa, a nivel metamorfismo, la zona corresponde con la isograda de la Andalucita, pero no encontré nada destacable de este mineral en la zona próxima con el granito; mientras que las isogradas de Cianita que corresponden a esta litología aparecen a bastantes kilómetros al Norte.

Paragénesis:

Pirita. Aparece en cristales submilimétricos, en los filones de cuarzo acompañando a la cianita. No es digna de coleccionismo salvo casos de micromounts o interés científico. Goethita. Aparece masivo, de color rojo, cereza y pardo, éste último mayoritario, formando finas capas hasta costras de 5 a 15 mm, y siempre se localizan en la roca esquistosa donde se encajan los filones de cuarzo. Probablemente su presencia sea consecuencia de la oxidación de la pirita gracias a las aguas que atraviesan la roca. Cianita. Sin duda es el mineral notable del yacimiento. Los ejemplares se encuentran frecuentemente formando abanicos, inmersos en filones de cuarzo, en ocasiones acompañados de mica, a partir de la cual se han desarrollado por efecto del metamorfismo. Los ejemplares individuales son más escasos, pero estéticos al estar incluidos en el cuarzo blanco. A veces pueden encontrarse masas de mica que se ve como hacia uno de los extremos va conformando láminas ordenadas para terminar en un cristal mal definido de cianita. El color en fresco es azul claro, pero cuando los ejemplares se hallan superficiales, cercanos a la intemperie, se muestran de color blanquecino o amarillento, sin brillo. Los tamaños pueden oscilar entre los 3 y los 13 cm de longitud, en grupos de hasta 30 cm. Rutilo. Aparece cristalizado como finas agujas, entrecruzadas (Sagenita), de color dorado, milimétricos. Estos cristales se agrupan en finas láminas superpuestas entre pequeñas fisuras del cuarzo, a veces acompañando a la cianita. Estas láminas pueden tener a nivel macroscópico de 2 a 10 mm. Tamaño considerable para la especie y la región. Interesante a nivel coleccionismo. Más raro, sólo los encontré en un punto concreto.

Cuarzo. Los filones de cuarzo son masivos y de aparecer alguna pequeña geoda, que las hay, los cristales suelen se submilimétricos, con escaso interés coleccionista.

Grafito. En pequeños huecos donde se entrecruzan cristales de cianita o en los esquistos pueden aparecer masas pulverulentas de grafito, pero de escaso tamaño, así como en las capas de la roca esquistosa. Su presencia es escasa y reconocible en roca fresca.

A pesar de conocer la zona desde hace años, haber comentado algo en Rocas de Galicia o citas en la web de Julio Martínez, este tema lo inicié en febrero de 2009, contaba colgarlo cuanto antes pero las cosas se me complicaron y hay preferencias en esta vida. En contra de mis ideas, que quería exponerlo para todos, cometí una “torpeza”. Se lo conté a dos personas a inicios de ese año, pues contaba divulgarlo de forma general como dije. De hecho, las fotos in situ que se muestran las tenía del año 2008, ejemplares que dejé en su sitio salvo un pedazo de cuarzo de 1 kg que recogí y luego regalé a Rodrigo. El resto allí quedó. Las fotos del yacimiento corresponden a la trinchera que sita en el Concejo de Ourol, pero se repite mayoritariamente en el Concejo de Muras, a donde pertenecen los ejemplares fotografiados en estudio casero. Como se puede ver la fotografía no es lo mío.

Antes del verano 2009 una de las personas me llamó y me comentó que allí no había nada; me extraño, pues allí quedaba más que bastante para uno y sus amigos. Cuando pasé de nuevo me paré y efectivamente aquellos filones de cuarzo (los de las fotos) habían sido “desalojados” del talud. Quedaban filones por encima de los 2 metros del talud, vertical, pero no veo yo una buena situación si por casualidad pasa la Guardia Civil. Una cosa es coger unos tropezones que uno puede decir están sueltos en plena cuneta andando por la zona, pero intentar acceder con unas escaleras … eso podría provocar accidentes al despistar a los conductores al pasar en plena curva (encima peligrosa). No diréis que llamaría la atención de conductores.

Luego me enteré (según se me comentó de forma fortuita) que la otra persona había sido uno de los que desalojaron ese material. Sospechaba, si sólo yo sabía del sitio y llevaba así años, y uno de los 2 lo encontró vacío … no hay que ser muy inteligente. Yo no lo he visto, comento lo que se me ha dicho y que más o menos encaja. Yo soy de los que cojo para mí (escojo 1 o 2 piezas) y el resto las regalo a los amigos. No intercambio. ¿Qué preciso dar unas piezas a unas personas?, voy, me paro y cojo unas piezas para cada uno. Algunos arrasan, no sé si con mentalidad almacenista, comerciante (venta o trueque). Hombre, para eso ya lo hubiese hecho yo, me callaba y no lo hice. Pero desde luego estamos en un país libre, esa zona era pública y no tengo mucho más que decir. Pero me molesta que uno diga un sitio, ya sin mentalidad de arrase, y otros hagan lo que yo no haría. Y no penséis que gente que actúa de esta manera intercambian información, o la aportan por el mundillo digital. No. He buscado pero nada de nada. Ya que habían arrasado lo fácil podrían haberlo comentado públicamente, informando al resto como se les informó previamente, pero ni eso. Ese es el riesgo. Me molestan ciertas actitudes y aptitudes. Actitud: toma de postura global de un sujeto respecto a un objeto dado o una situación determinada. Aptitud: idoneidad para ejercer un empleo o cargo (en este caso de confianza). Para que quede claro. Esto es lo que cada vez me echa hacia atrás a la hora de compartir. Y no es la primera vez; hechos que hacen a uno más reticente a aparecer por este mundillo

Resultado: que al final me dedico a lo mío y punto. Este tema era algo que tenía pendiente con Pablo. Cuando pueda ir a por pedruscos iré pero sin soltar ya nada de información, y de hacerlo será para decir que en determinado pueblo o concejo ha salido esto o aquello. Por lo menos no debo nada a nadie en sentido informativo privado o personalizado (salvo un par de casos, pero por insistencia del informante, que yo no busco esta información), lo que encuentro es por mí mismo o por las fuentes bibliográficas, que ahí están para todos en igualdad de condiciones. Son temas peliagudos, que no gustan por los foros, donde campa (cínicamente) el buen rollo. Eran temas que uno pensó exponer hace tiempo y que ha venido aflorar en este momento. Más que un embarazo. Ya veis, casi un año después. Saludos a los buenos coleccionistas, que deben ser pocos visto lo visto en la red.


Texto e imagenes: Carlos J. Rodriguez. Santiago de Compostela. A Coruña.

3 comentarios:

Rodrigo Fresco dijo...

Pues si que has tardado en escribirlo Carlos, poco mas y tengo que ir yo a darte el último empujoncito. Confirmo lo que ha dicho Carlos ya que antes de esribir todo este artículo ya me había dicho lo que había pasado , eso si sin nombrar a la persona implicada porque como bien dice el es solo una SOSPECHA. Ya sabes Carlos que a veces es mejor callarse determinados sitios a determinadas personas pero por lo menos te ha valido para saber de que pie cojea cada uno. Muy buen artículo y enhorabuena a Pablo por publicarlo.

Por cierto a ver cuando te animas y volvemos a hacer una salidilla como la de Barilongo que ya se echa en falta.

Un abrazo

Jerezano dijo...

Me encanta ver como salen los minerales en las rocas jaja , nunca habia visto salir las cianitas...y creia que aqui en españa no habia jaja...Pues una cosa mas aprendida ^^.
Enhorabuena por esta entrada jeje .

Saludoss

Anónimo dijo...

Hola Carlos.
Muy buen reportaje. Aunque hayamos tenido que esperar ha merecido la pena.
Siempre es de agradecer un yacimiento nuevo.
Lástima que, como es tristemente habitual, ya esté arrasado.
Además las cianitas parecen bastante majas.
Un saludo.
Andrés Durán

 
Directorio de blogs en España f6g7rj3e8w