miércoles, 29 de octubre de 2008

La fluorita asturiana. La joya de la mineralogía española.

En Asturias se conocen cerca de 40 localidades con mineralizaciones de fluorita que, desde el punto de vista geológico, responden todas a un mismo modelo. Estos yacimientos se denominan normalmente tipo Mississipi Valley y se caracterizan por la presencia de mineralizaciones, generalmente estratiformes, de plomo, cinc, cobre, fluorita y baritina, que suelen estar encajados en rocas carbonatadas, pudiendo encontrarse en su proximidad depósitos de carbón gas o petróleo.
Los yacimientos de Asturias se caracterizan aparentemente por la abundancia de fluorita y escasez de sulfuros, que sólo se observan como pequeños cristales a veces incluidos o crecidos sobre fluorita, baritina o carbonatos. Ello se debe a que las mineralizaciones de sulfuros metálicos precipitaron previamente a las de fluorita y se originaron y quedaron a mayor profundidad .Esto se pone de manifiesto en otras áreas de la región donde la erosión ha dejado al descubierto zonas más profundas del orógeno. Atendiendo a su encuadre geológico, los yacimientos de fluorita de Asturias se pueden agrupar en dos tipos bien diferenciados.
1- Yacimientos situados o relacionados con el límite entre el basamento paleozoico y la cobertera permotriásica: Entre estos cabe destacar los que forman los distritos de Villabona-Arlós, La Collada y Berbes -Caravia
2- Yacimientos claramente ubicados dentro del basamento paleozoico, localizados geográficamente más al Sur, como los de Sierra del Aramo y Campo de Caso. Se trata de mineralizaciones exclusivamente filonianas que encajan en la Caliza de Montaña. Existen además algunos otros inicios dispersos por toda la región. De todos los anteriormente mencionados, y a la vista de los conocimientos actuales sobre reservas y mercado solo los tres señalados en el grupo conservan un cierto interés, aunque la supervivencia de su explotación a medio plazo es discutible. En el distrito de Berbes -Caravia dos minas permanecen en producción: Emilio y Jaimina, ambas subterráneas y explotadas por las técnica de cámaras y pilares abandonados. Los pilares eran originalmente de 5m x 5m, rebajados después a 4m x 4m. Históricamente, el carácter aflorante de una parte del mineral en este distrito condujo al establecimiento de un número importante de pequeñas minas que no pasaron de ser rozas y discretas labores a cielo abierto. Una extracción muy selectiva y el estrío o separación manual permitía obtener la calidad ácida sin otra operación que la de un simple desenlodado en trómel, pero estas empresas sólo pudieron rendir buenos beneficios durante los años de expansión del mercado, a finales de los 60.
La mejor calidad en general del mineral filoniano, en ley y tamaño de liberación, frente a las más difusas dispersiones estratoides en la cobertera del relieve carbonífero, hizo centrar la atención de los empresarios en estas fracturas, y así se desarrollaron las principales minas del distrito, sobre vetas de alta ley, por medio de pozos verticales, no muy profundos, y galerías en dirección con paneles de testeros y cámaras almacén (popularmente se llamó peñarro y hundimiento al método de extracción en filones verticales y mediana potencia). La fluorita de Asturias no forma parte de los minerales clásicos históricos españoles. La primera cita de la existencia de fluorita en Asturias es precisamente la de Schulz (1858) que habla de la presencia de grupos y filoncitos de espato fluor y de sulfato de barita en las calizas que van desde el puerto del Sueve a Caravia-Berbes .Aunque existen distintos trabajos sobre la fluorita asturiana desde el punto de vista geológico, y como recurso de interés económico.
La región fluorifera asturiana está considerada en su conjunto como la más importante de Europa .Su explotación se inició en los años 20 del siglo pasado y a partir de los años 70 comenzaron a obtenerse un buen número de ejemplares de fluorita cristalizada , acompañada a veces de otros minerales que llamaron la atención en el mercado internacional, convirtiendo a los yacimientos asturianos de fluorita, junto con el de pirita de Navajún (La Rioja) en los más conocidos de España a nivel internacional.Ante el elevado número de minas de fluorita que se explotaron en Asturias, de las cuáles tan sólo unas pocas permanecen en producción o son incluso de nuevo arranque y dado que no todas son relevantes en cuanto a mineralogía orientada al ejemplar se refiere, se ha optado por describir con cierto detalle los casos más notables por la vistosidad y difusión de sus ejemplares. No se tienen noticias de la obtención de piezas de importancia, En los yacimientos filonianos de fluorita encajantes en fracturas del Paleozoico, como los de la zona de Oseja de Sajambre, Felguerina y otros, con la posible excepción del de Villameji, en Proaza -Taverga, donde se localiza un socavón en el que aún hoy se pueden obtener cristales de fluorita. En todo caso no son comparables en calidad y disponibilidad a los de los distritos clásicos que se estudiarán con detalle.
Los yacimientos de fluorita asturianos más importantes pueden considerarse divididos en tres distritos:
Berbes-Caravia, donde se encuentran las minas Emilio y Jaimina (en producción), San Lino y Obdulia (Cerradas) y Cueto del Aspa, El Frondil y zona de La Cabaña (cerradas a nivel industrial pero con trabajos de búsqueda de ejemplares por aficionados).
Villabona-Arlós, donde destacan las minas Moscona (en producción) Cucona (cerrada) y Santo Firme (en mantenimiento).
La Collada, donde se explotaron los filones Josefa Veneros y Collada además de la pequeña explotación de La Viesca y otras labores menores. (Todas cerradas). Se observa que la paragenesis es sencilla en todos los casos, y con pocas variaciones de unas minas a otras, cosa normal si se tiene en cuenta que se trata de yacimientos genéticamente similares y emplazados en las mismas litologías. Solamente se pueden trazar algunas diferencias cuantitativas; a grandes rasgos, el cuarzo es más raro en el área de La Collada, donde además prácticamente no hay baritina, mientras que la calcita es más escasa en la de Berbes. Asimismo, los sulfuros son mucho más abundantes en Villabona que en las otras zonas.
En cuanto a la fluorita, mientras que en Villabona-Arlós es casi exclusivamente de color amarillo, y con el cubo como única forma cristalina, este color no aparece nunca ni en Berbes ni en La Collada, donde dominan los tonos violetas. Además en estos dos últimos distritos, la morfología de los cristales suele ser más compleja.
En Berbes -Caravia es un área de fama internacional donde todavía hoy, los coleccionistas y aficionados a la mineralogía buscan con afán los excelentes ejemplares que, cada vez con más trabajo, pueden obtenerse en las geodas de la caliza silicificada. La abundancia y frecuentes trabajos de rebusca han conducido a la recuperación de muchos miles de muestras cuya observación facilita, mejor que en otros casos, una descripción detallada. Una característica peculiar de los yacimientos de la zona de Berbes es la presencia de cantidades significativas de hidrocarburos en los fluidos mineralizadores lo que se refleja en las inclusiones de los ejemplares procedentes de esta zona. La Cabaña es una de las zonas preferida de los coleccionistas de minerales para la búsqueda de fluorita. Aquí han aparecido ejemplares de excelente calidad, en grandes geodas en las que los cristales de fluorita se asocian a cristales de cuarzo y a baritina. El encaje calizo, que fue sometido a una acción kárstica antes de la deposición de la fluorita, presenta a consecuencia de ello cavidades que llegan a alcanzar tamaños importantes, de centimétricas a métricas. Durante el proceso mineralizados fueron tapizadas por cristales de baritina, fluorita y por último por cristales de cuarzo. La fluorita cristaliza en el sistema regular y pertenece a la holoedría del sistema, es decir, presenta el máximo de simetría, y por tanto, también el máximo número teórico de caras. La forma final que adoptan los cristales depende de las condiciones en que crecen. En general puede decirse que cuanto menor es el grado de sobresaturación mayor es el número de caras presente, y también que el hábito es más isométrico. En todos los casos, las caras en las que se acumula materia más rápidamente se hacen más pequeñas según crece el cristal, tendiendo a desaparecer (Offerman, 1979).
La figura dominante en la fluorita de los yacimientos de Asturias (exclusiva en el área de Villabona) es el cubo (100), Este cubo está con frecuencia modificado o en sus aristas (biselado)o en los vértices, tal como se ve en las figuras . El bisel sencillo en las aristas (frecuente en los cristales del área de La Collada corresponde a caras del rombododecaedro (110) . El bisel doble es el resultado de la aparición de caras de tetraquishexaedro (hk0) que normalmente es el (310), y que cuando está tan desarrollado que resulta dominante da lugar a los llamados cubos piramidales bien conocidos en la mina San Lino. La facilidad con la que la fluorita se exfolia se debe a que los aniones fluoruro son mucho más voluminosos que los cationes calcio, y en su estructura los aniones están muy próximos según el plano diagonal cubo, que coincide con la cara del octaedro. Al estar tan próximos entre sí. Las fuerzas de repulsión entre ellos son altas, creando un plano de debilidad que puede transformarse en ruptura física por acción de choque, dilatación diferencial, etc.
La fluorita por si misma, es incolora. SIn embargo aparece en la naturaleza en prácticamente todos los colores, con una riqueza cromática mayor a la de cualquier otro mineral. El origen del color de la fluorita apasionó a los científicos durante décadas, habiéndose publicado muchos trabajos sobre este tema que plantean distintas hipótesis. A pesar de los esfuerzos realizados, todavía no está claro el mecanismo del color en todos los casos. Es más, parece que en fluoritas del mismo color podría ser distinta según los ejemplares. Incluso en aquellos casos en los que se han realizado más estudios, como en la clásica fluorita inglesa con bandas de color violeta conocida como Blue John la causa del color esta lejos de haber sido aclarada. Un ejemplo de la fluorita en la que el color es debido a la acción de la radiactividad es la variedad denominada antozonita, de color violeta muy oscuro y que se encuentra asociada a minerales radiactivos. Otra posibilidad de que se produzcan defectos de este tipo es por la existencia de desequilibrios en la relación entre calcio y fluor en el del fluido mineralizado, con un exceso de calcio. También se ha indicado como una posible explicación para estos colores la presencia de calcio elemental disperso en forma coloidal entre la red cristalina de la fluorita.
En ciertos casos puntuales, el color rosa de la fluorita se debe a la presencia de trazas de itrio, como sucede en las fluoritas procedentes de Huanzala (Perú).Estas fluoritas de color rosa suelen ser también fluorescentes.

Fuente: El Comercio Digital.
Texto: I.B.
Fotografías: Juan Laureano Ríos y Picapiedra

5 comentarios:

NitAna2000 dijo...

Sensacional trabajo Pablo. Como sabes, no me importó que se enfriará el café por releerlo. Estás haciendo un trabajo excelente. Por cierto tienes unas fluoritas que no sé si la culpa la tenía el café o lo que leía y veía, pero a mi se me hizo la boca agua...
Me quedo esperando la siguiente... Un saludo.

Mmarte dijo...

Me uno a las felicitaciones anteriores. Aunque existen multitud de publicaciones sobre las flouritas igual o más extensas que ésta (libro de Miguel Calvo, Bocamina, etc) nunca me cansaré de releer sobre las fluoritas asturianas. Y cuantas más piezas fotografiadas mejor, que son un placer para el ojo!!!

Pablo Lopez dijo...

Hola a todos soy novato en esto de la mineralogía pero con muchas ganas, me gustaría saber algúnsitio para coger minerales aparte de Berbes ya estube y es una autentica pasada, pero deben de ser sitios no muy complicados ya que voy con mi hija de 7 años que también le gusta. Por cierto una pasada de pagina un saludo

Pablo Lopez dijo...

Hola a todos soy novato en el tema de la mineralogía pero con muchas ganas y me gustaría que me dijeran sitios en Asturias para coger minerales que no sea complicado ya que voy con mi hija de 7años que le gusta mucho, ya estubimos en berbes y es una autentica pasada. Un saludo

Picapiedra dijo...

Hola Pablo, no te puedo aconsejar ningún lugar en Asturias adonde ir con una niña de siete años. No conozco ninguno similar o parecido a las facilidades de Berbes, el resto de los que conozco no son para niños. Si hay alguno en Cantabria, las escombreras de las minas de La Presura, en Sonsoto, Espinilla, donde puedes recoger malaquitas sin problemas, o el yacimiento de Santa Ana, en Comillas, ideal para los niños, donde se pueden recoger cuarzos del suelo y es totalmente llano. Siento no poder ayudarte más.

 
Directorio de blogs en España f6g7rj3e8w