martes, 28 de febrero de 2012

La Mina de la Jayona reabre sus puertas. Badajoz.

La Mina de la Jayona vuelve a estar abierta al público. Tras la reunión mantenida con el Director General de Medio Ambiente y con responsables de la empresa pública Gpex (Sociedad de Gestión Pública de Extremadura), la alcaldesa de Fuente del Arco, María del Carmen Domínguez, comunicó ayer que este monumento natural puede visitarse de nuevo tras el cierre de dos meses que ha mantenido. De igual forma, se mantendrán dos de los tres puestos de trabajo que existían.

El horario de apertura será de 9 de la mañana a 3.30 de la tarde y las visitas podrán concertarse a través del móvil 667756600.

El final de la Primera Guerra Mundial significó el cierre de la actividad minera en la mina Jayona, en el sureste de la región. Han pasado muchos años desde aquel 1921, y la mina volvía a cerrarse en enero al no renovar la Junta de Extremadura el convenio de colaboración que subscribía anualmente con el Ayuntamiento de Fuente del Arco para el mantenimiento de la mina.
La petición de renovación fue solicitada por la Alcaldía en el mes de agosto pasado, pero no se recibió respuesta hasta diciembre. En ella se comunicaba el cierre temporal de las instalaciones. Un cierre que ha durado dos meses.

En el año 1900, la mina producía 3.960 toneladas de hierro. Dos décadas después, en 1921, tras haber extraído unas 270.000 toneladas, cuyo resultado fue una espectacular 'trinchera' de 80 metros de profundidad, finalizó la explotación.

Muchos años más tarde se convirtió por decreto (115/1997 de 23 de septiembre) en un monumento natural que formaba parte de la Asociación de Cuevas Turísticas de España (ACTE).

Así comenzaba una 'segunda vida' para este enclave que se convertiría en un referente turístico. Durante un tiempo estimado de una hora y cuarenta y cinco minutos, los ciudadanos tenían la oportunidad de recorrer una ruta guiada de unos dos kilómetros que incluía visitar las ruinas de la industria minera, el cargadero interior de los minerales, el plano de falla y la sala de las columnas.

Además del atractivo geológico, ya que los turistas pueden disfrutar del gran espejo de falla visible desde varios niveles, las mineralizaciones de hierro o el proceso de formación de relieves con estalactitas en formación, la mina se convirtió en todo un 'museo' de vegetación.

Fuente, texto e imagenes: Diario Hoy.

Enviado: Sara Villainfante. Extremadura

Composición: Picapiedra

 
Directorio de blogs en España f6g7rj3e8w