martes, 20 de marzo de 2012

Próxima presentación del libro: "El patrimonio monumental y minero de Almadén". Ciudad Real.

La Biblioteca de Autores Manchegos (BAM), de la Diputación Provincial, presenta el próximo día 22 en Ciudad Real el libro “El patrimonio monumental y minero de Almadén”, que hace el número 179 de su colección General. Su autor es el ciudarrealeño Rafael Sumozas García-Pardo, doctor en Historia del Arte por la UCLM y actualmente profesor en la Facultad de Educación de la capital. En la siguiente conversación para LANZA nos explica algunos de los pormenores de esta interesante publicación.

Pregunta.— ¿Por qué elegiste el patrimonio de Almadén como tema de investigación en este libro de la BAM?

Respuesta.— Almadén y su patrimonio es un tema de investigación que me interesa desde hace más de una década, a finales del siglo XX eran numerosos los estudios que se habían realizado desde el punto de vista histórico, económico o tecnológico, pero no así desde el punto de vista patrimonial. Me interesó particularmente el estudio realizado hace más de veinte años por Luis Mansilla Plaza sobre la minería de Almadén y su influencia en América, donde ya constataba el valor de su patrimonio y su influencia al otro lado del Atlántico, el cual he podido ir conociendo, estudiando y trabajando en no pocas salidas de campo y visitas a archivos, bibliotecas, centros de documentación y conversaciones con especialistas de distintas áreas. En aquel momento la actividad minera que se había desarrollado ininterrumpidamente durante más de veinte siglos estaba tocando su fin y era por mi parte, un compromiso realizar un estudio detallado sobre su patrimonio monumental y minero.

P.— Almadén aparece todavía como una gran desconocida en lo relacionado con el patrimonio artístico ¿Cuáles son sus aspectos más importantes?

R.— Lamentablemente el rico patrimonio monumental y minero de Almadén ha estado abandonado durante mucho tiempo, lo que ha permitido pérdidas irrecuperables sobre su patrimonio, solamente en la última década se han comenzado a tomar medidas para conocerlo, conservarlo y difundirlo, coincidiendo con el cese de la actividad Minera de Almadén en 2003 y la necesidad de búsqueda de un nuevo uso para su patrimonio minero y su influencia sobre la arquitectura y el urbanismo. La creación del Parque Minero de Almadén, ha conseguido frenar el deterioro de las instalaciones mineras, y gracias a un notable esfuerzo inversor, se ha generado un punto desde el que dar a conocer su rico patrimonio, aunque este no ha sido el caso por ejemplo de la Casa-Academia de Minas, que desafortunadamente sigue a su suerte y eso quiero constatar con este libro.

P.— La minería del mercurio ha marcado toda la historia de la localidad y su entorno, ¿cómo se ha plasmado en su historia edificada?

R.— En esta investigación sobre Almadén se estudian los bienes patrimoniales generados durante el proceso de explotación del mercurio, relacionados en todo momento con la cultura del trabajo minero y sus necesidades constructivas. La influencia de la minería del mercurio en la arquitectura y el urbanismo de la población es evidente, donde se integran elementos mineros y metalúrgicos en el espacio urbano. Desde el siglo XVI se incorporan elementos mineros más complejos que, organizados por todo Almadén, además sus construcciones emblemáticas, de una u otra forma, siempre están relacionados con la minería, como sus iglesias y otras muchas construcciones civiles ya del siglo XVIII, como la Casa de la Superintendencia de Minas, la Casa del Contador, la Plaza de Toros, el Real Hospital de Mineros, la Real Cárcel de Forzados o la Puerta de Carlos IV en el cerco de Buitrones, entre otros.

P.— Además de esas piezas tan emblematizas que señalas, ¿qué otras obras destacarías?

R.— Son impresionantes otras construcciones como los cercos o muros que rodean la actividad minero-metalúrgica, los hornos, los pozos y puentes, obras de gran importancia realizadas en Almadén. Igualmente desde mediados del siglo XVIII y que hemos de considerarlas como un primer estadio de la arquitectura industrial, dentro de la cultura del trabajo minero. En su conjunto forman parte indivisible de su patrimonio monumental y minero, como un todo coherente y así lo justifica su candidatura como Patrimonio de la Humanidad ante la UNESCO por su valor indiscutible.

P.— En cuanto al urbanismo, ¿a qué modelos responde el Almadén que hoy conocemos en relación a su historia minera?

R.— El modelo urbano de Almadén tiene origen en su propia coherencia interna, a partir de estructuras de producción que permiten agrupar edificios industriales y administrativos con viviendas y otros edificios civiles. Como población minera presenta unas características urbanas genéricas que la diferencian claramente de otro tipo de poblaciones, configurando un trazado urbano que está condicionado por la producción minera y sus anexos, las viviendas, los servicios comunitarios, el hospital, la escuela. La vertebración de todos estos elementos está directamente vinculada en relación con el trazado interno de la población.

P.— ¿Se han perdido muchos cosas tanto del patrimonio monumental como a nivel de arquitectura popular?

R.— Desafortunadamente así ha sido. Han sido innumerables las pérdidas sobre el patrimonio de Almadén, muchas sobre su rica arquitectura popular, en ocasiones desconocida y menospreciada, pero también de edificios emblemáticos de la población, como el Cuartel de Carabineros, que durante la realización de esta investigación se hizo desaparecer y otros edificios emblemáticos que siguen en riesgo por su abandono, como la Casa-Academia.

P.— Qué aportación supone este libro en cuanto estudio monográfico por un lado, pero también respecto al estado de la bibliografía actual y otras referencias de estudio.

R.— Este estudio monográfico supone una visión de conjunto sobre una parte fundamental de la historia de Almadén, su patrimonio monumental y minero, más aun cuando ella se convierte en un modelo que trasciende las fronteras españolas y deja una profunda huella en los territorios americanos. Son numerosos los estudios que se han realizado desde el punto de vista, económico, tecnológico e incluso médico, este trabajo aporta una visión de conjunto sobre su patrimonio y pretente dar a conocer y difundir el rico patrimonio constructivo de nuestra provincia. Por otra parte, es necesario continuar este tipo de estudios y otros relativos a los personajes directos de esta historia, como fueron los mineros y forzados, que durante siglos trabajaron de forma deplorable en estas minas y siguen siendo los grandes olvidados.

P.— En tu opinión, ¿habría que intentar de nuevo la declaración de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO?

R.— Sin lugar a dudas, el trabajo incansable que realizan profesionales como Luís Mansilla, para la defensa, conservación y difusión del patrimonio de Almadén debe verse recompensado con una declaración final favorable. He podido seguir y participar en algunas reuniones de trabajo de ICOMOS en España y América para una posible declaratoria conjunta de Almadén junto a otras poblaciones mineras, pero solamente esta población de nuestra provincia puede seguir en esta reivindicación que esperemos se vea pronto reconocida.

Fuente: Lanzadigital

Texto: J.L.L. Ciudad Real

Imagenes: Vivealmaden y Turismodeescapadas.com

Enviado: Manuel Carrascosa. Ciudad Real

Composición: Picapiedra

 
Directorio de blogs en España f6g7rj3e8w