lunes, 7 de enero de 2013

El legado Hilgen al Museo de Mineria de Fontao. Pontevedra



Los concellos de Lalín y Vila de Cruces firmarán "en los próximos días" un convenio de colaboración mediante el cual se hará efectiva la cesión temporal del legado del geólogo holandés Jan Dirk Hilgen al municipio cruceño. Será expuesto en el Museo da Minería de Fontao, como ya habían anunciado ambas partes en septiembre, tras una petición del alcalde cruceño, Jesús Otero, al Concello de Lalín.
En base al acuerdo, que será ratificado próximamente en junta de gobierno, Lalín cede por un período de cinco años el legado de Hilgen, del que es depositario por voluntad del finado geólogo holandés. La cesión será prorrogable mediante acuerdo entre ambas partes "en cualquier momento", señala el teniente de alcalde lalinense, Román Rodríguez.
El Concello de Vila de Cruces custodiará los múltiples y diversos materiales, que se expondrán en el Museo da Minería y que están valorados en 40.000 euros, a efectos del seguro con que cuentan. Los trabajos de inventariado del material fueron realizados por el geógrafo lalinense Antonio Presas y el director del museo, Diego Casal, a quien Rodríguez agradece la colaboración.
El Museo da Minería garantizará la protección de la colección mediante un sistema de alarma y grabación de imagen. El material se custodiará en vitrinas cerradas, excepto el bibliográfico, que estará en el centro de documentación y el archivo. Una comisión mixta, formada por un representante de cada concello, se encargará de evaluar la evolución de los trabajos de inventariado y puesta en valor del material del que fuera gran estudioso de la geología dezana, en especial de la Serra do Candán, en donde, por su expreso deseo, fueron esparcidas sus cenizas y las de su mujer, Nick.

El legado Hilgen está formado por análisis químicos, apuntes y diarios, diversas tipologías de rocas, cuadernos de reuniones, correspondencia epistolar, curiosidades de Deza, diapositivas, equipo de campo, fichero bibliográfico, negativos y fotografías aéreas y personales, guías geológicas, libros y revistas, separatas, tesis y tesinas, mapas, memorias, microscopios e instrumental óptico.
El equipo de campo tiene un valor de referencia de 14.000 euros y comprende, entre otros utensilios, siete microscopios, tres de ellos de la prestigiosa marca Carl Zeiss, a la que también pertenecen dos cámaras fotográficas con adaptador para poder fotografiar desde el microscopio. Un esteoroscopio, un refractómetro, varias cajas clasificadoras y prismáticos son otros materiales que empleó el holandés para desarrollar su tarea de campo por tierras dezanas.

En su legado también hay fotos y cartas de Vidal Romaní y de Isidro Parga Pondal, en referencia, principalmente, a la institución que este fundó, el Laboratorio Geológico de Laxe; unas 500 fotografías aéreas de1956 de Agolada, Lalín, Cerdedo, Outes, Santiago, O Pino, Arzúa-Melide, Padrón, Vilagarcía, Pontevedra, Ponte Caldelas y Ourense; diapositivas de paisajes, iglesias, gaiteros, la Catedral de Santiago y de lugares más lejanos, como Madrid, Salamanca, Granada, Asturias, Jerusalén o Italia.
El legado incluye 23 cajas con libros, tesis, trabajos, apuntes, etc.; otras con rocas de la comarca, pero también de lugares tan distantes como Tenerife; y mapas geológicos de Baltar, Xinzo de Limia, Celanova, Pontevedra, A Guarda, A Coruña, Lugo, Santiago, Ribadavia, Nogueira de Ramuín, Ourense, Guntín, Arzúa, O Pino, Lugo o Verín, así como bocetos de mapas hechos a mano por el propio Hilgen.Y, como dato curioso, hay artículos y revistas sobre Mundikat y Felikat, asociaciones sobre felinos aún en activo y a las que, probablemente, pertenecía Hilgen.

Fuente y texto: Faro de Vigo
Imagenes: Museo da Mineria do Fontao
Enviado: Roberto Leza. Pontevedra
Coimposición: Picapiedra

 
Directorio de blogs en España f6g7rj3e8w