martes, 26 de julio de 2011

Salen a concurso 600 minas gallegas.

Como si de una nueva fiebre del oro se tratase, la Xunta pretende incentivar la búsqueda de minerales en las entrañas de Galicia para reactivar un sector hasta ahora centrado en las piedras ornamentales como el granito o la pizarra. Para ello, la Consellería de Economía sacará a concurso unas seiscientas explotaciones que no registran actividad a pesar de tener licencia todavía en vigor, siete años después del último concurso de similares características.

El proceso ha arrancado ya en Ourense, donde está en fase de resolución la adjudicación de 121 minas. En A Coruña se ha abierto el concurso para otras 175; y el departamento de Javier Guerra ultima los estudios de Pontevedra y Lugo, donde en conjunto calcula que pondrá en el mercado una cifra similar.
El objetivo es revitalizar un sector "durmiente", en palabras del director xeral de Industria, Enerxía e Minas, Ángel Bernardo Tahoces. "La minería es aproximadamente el 2% del PIB gallego y queremos que en diez años llegue al 6%. Me gustaría que alcanzase al mismo nivel que el sector naval", anuncia.
Las cifras del Ministerio de Economía muestran un sector que ha atravesado baches desde el inicio de la crisis, facturando en 2008 casi 377 millones de euros, un 30% que antes de iniciarse la crisis. Sin embargo, un reciente estudio del Instituto Geológico y Minero de España revela signos de recuperación y eleva esa facturación a 700 millones en la actualidad y el número de empleados del sector a 6.300.
El proceso abierto por Economía nace de la detección de numerosas explotaciones con licencia en vigor pero sin uso. La consellería ha decidido sacarlas a concurso tras revisar cuáles son en Ourense y A Coruña y estar ultimando el proceso en Pontevedra y Lugo.

Las empresas interesadas pueden solicitar tanto un permiso de explotación como una concesión para estudiar la viabilidad de la mina. En este caso, tendrán un plazo de tres años para realizar las prospecciones necesarias para calcular el tamaño del posible yacimiento y los materiales presentes en él, así como la viabilidad de la explotación. En caso positivo, iniciarán la extracción, pagando un canon anual a Economía, que carece de un cálculo de cuánto podría reportar a sus arcas esta vía.
Sí aclara los criterios de concesión, que oscilarán entre los 25 y los 30 años. "Adjudicaremos en función de tres criterios: la calidad técnica del proyecto, la restauración de los terrenos y el impacto económico en la zona a través de las inversiones y los empleos que genere", detalla Tahoces. "Si lo hacemos bien, lanzaremos una señal a los inversores extranjeros para que se interesen en estas minas, especialmente americanos y canadienses", añade.
Pero qué esconde Galicia en su subsuelo. De momento ya existen prospecciones de empresas privadas en busca de oro en Corcoesto (A Coruña), Ribas de Sil (Lugo), y San Xoán de Río y Trives (Ourense), pero puede haber más. "Tenemos zinc y plata, pero también elementos andalucita, que permite realizar cerámicas sofisticadas y ladrillos que soportan altísimas temperaturas, o tántalo y litio, que son componentes para las baterías del coche eléctrico", relata Tahoces, que insiste en que hay vida más allá del granito, la pizarra o el wolframio.

Fuente: Faro de Vigo

Texto: Daniel Dominguez

Imagenes: Opobodexares


 
Directorio de blogs en España f6g7rj3e8w