martes, 1 de noviembre de 2011

La plata asturiana. De vertedero del Estrellín a Inglaterra. Avilés.

La empresa de Asturiana de Zinc (Azsa) refina cinc y en ese proceso genera residuos de plomo, germanio, hierro, cobre y plata. Hasta el año 2007 estos residuos iban al vertedero de El Estrellín: no se aprovechaban. A partir de entonces, la dirección apostó por otorgar una segunda vida al metal precioso y también al plomo. En 2010 esta estrategia ha deparado números espectaculares: Azsa recuperó 70,5 toneladas de concentrado de plata cuya venta supone, según fuentes sindicales, «más que la masa salarial de toda la empresa».

Azsa aseguraba en el informe de gestión de 2009 que disfrutó de 23,8 millones de euros en concepto de subvenciones, donaciones y legados recibidos. Esta cifra es la suma de los fondos mineros recibidos por la ampliación de la fábrica de San Juan de Nieva, de otras ayudas para las plantas de recuperación de plata y de reducción de emisiones contaminantes, así como la subvención para la construcción de la planta de ácido sulfúrico superconcentrado que se abrió en 2003. Con la puesta en marcha de la planta de recuperación de plata la empresa ha ampliado sus ingresos de forma sustancial.


¿Por qué Azsa produce plata? La explicación es la siguiente: la empresa refina blenda (mineral de cinc) que llega en barco a los muelles de Avilés. La blenda sólo contiene un 50 por ciento de cinc metal. El resto, entonces, son minerales añadidos cuyo destino último estaba en acabar siendo jarofix (residuos cementados que se acumulan en El Estrellín). La recuperación de la plata y del plomo (minerales que se presentan aleados) abre nuevas vías de negocio. El concentrado de plata y plomo tiene aspecto arcilloso y se refina en la planta que la empresa Britannia Refined Metals (participada por Azsa) posee en la localidad inglesa de Northfleet. Esta fábrica produce al año alrededor de 400 toneladas de lingotes de plata.

La plata es un valor refugio. El 28 de abril de este año alcanzó su precio más alto (48,7 dólares por onza), aunque el precio medio haya sido de 35,8 dólares por onza. Estos datos se extraen de la London Bulion Market Association (LBMA), la bolsa de metales preciosos de Londres, el mercado que marca el precio de venta cada día. Una onza son 32 gramos y de Asturiana de Zinc salieron el año pasado 70.565.000 gramos de plata. Los ingresos finales de Azsa por la venta de plata, siguiendo este cálculo, superaron los 56 millones de euros, ocho más de los que la compañía destina a pagar los sueldos de sus empleados, incluido Santiago Zaldumbide, el presidente de la corporación y de la división de cinc del grupo anglosuizo Xstrata, que es el propietario de la planta de San Juan de Nieva.

Fuente: La Nueva España

Texto: Saúl Fernandez

Imagenes: LVA, Mara Zaldumbide. Portaloro.

Composición: Picapiedra

 
Directorio de blogs en España f6g7rj3e8w