miércoles, 11 de abril de 2012

Resumen de la XV Feria de Minerales de La Unión. Murcia

Como cada año se ha celebrado la feria de Minerales y Fósiles de La Unión, es ya la XV edición de una feria caracterizada por su gran ambiente y la gran facilidad de intercambio entre coleccionistas. Esta feria sigue contando con su carácter mineralógico, siguen primando los minerales sobre la bisutería, aunque también la hay, para que todos tengan donde elegir. Este año además se expusieron unos nidos de dinosaurio auténticos y unas reproducciones de sus huevos.

A diferencia de otras ediciones, este año se han echado de menos las revistas que algunos expositores traían a la venta, solo uno de ellos las trajo. Este año se ha dejado sentir la crisis, aunque la afluencia de público ha sido alta, alguno que pretendía hacer su agosto se ha quedado con las ganas. A nivel de intercambio, aunque estuvo animado, sobre todo el primer día, si se notó la ausencia de algunos coleccionistas habituales en ella que por uno u otro motivo no pudieron asistir.

Entre las novedades de este año, podemos destacar el material de Perú expuesto en uno de los stands, con una relación calidad-precio excepcional, ya que la mayor parte de los ejemplares expuestos fueron rápidamente adquiridos por los coleccionistas presentes. Entre otro material interesante se pudieron observar ejemplares de la mina de Las Cruces, también muy interesantes.

Del material propio de La Unión, destacar las galenas en greenalita y siderita recientemente recuperadas, similares a las halladas hace 30 años en la misma zona, que han sido del interés de este cronista, así como baritinas de un hábito algo diferente y color amarillento, también provenientes de un reciente hallazgo.

Salvo algunas excepciones, el material internacional no era tan destacado como el presentado el año pasado. Si me gustaron algunos apatitos de Panasqueira expuestos por un comerciante portugués (uno de los cuales fue galardonado con el premio al mejor mineral expuesto foráneo), algunas cavansitas de la India de gran tamaño, unas amatistas de Madagascar muy majas y algunas calcitas de Elmwood, también muy interesantes.

Dentro de los minerales españoles, no había grandes novedades, salvo los ejemplares de la mina Las Cruces y unas galenas provenientes de León, bastante interesantes. Tónica general, salvo algunas excepciones, fue la desproporción entre la calidad de las piezas a la venta y el precio, exageradamente alto en muchos casos, lo que hizo que algún comerciante no vendiera lo que esperaba. No es muy de recibo que traigan piezas de Munich para venderlas aquí al doble o al triple de precio. En fin, todavía no se han enterado que algunos compradores viajan y hasta anotan lo que ven en las ferias del extranjero para comparar luego aquí. Y que la situación económica local no es precisamente muy boyante … no deben de leer los periódicos.

Quizás de ahí el mal humor de cierto individuo, comerciante proveniente de fuera de la Región de Murcia, y cuyo nombre no merece ser mencionado aquí, que lo pagó con este cronista y otros aficionados, impidiendo de no muy buenos modales que tomaran imágenes de alguna de las piezas expuestas en su stand. Una buena forma de hacer amigos y clientes, que a mí me ha fascinado. Que va sobrado, de clientes, digo. Por eso este cronista no le comprará jamás una pieza a este señor tan amable. Y creo que otros visitantes, tampoco.

Hasta el año que viene.

Texto e imagenes: Ginés Lopez. La Unión.

Composición: Picapiedra

 
Directorio de blogs en España f6g7rj3e8w