lunes, 15 de julio de 2013

Minas paraliza la cantera de Carrascoy por invadir terrenos del parque regional. Murcia


La Comunidad de Murcia abre un expediente sancionador a la empresa FULSAN tras comprobar que trabajaba fuera de la zona autorizada
Máquinas paradas por mandato administrativo: la Comunidad Autónoma ha ordenado a la empresa FULSAN que detenga los trabajos en el nuevo frente abierto en la cantera de áridos que explota en Carrascoy  tras comprobar que estaba trabajando fuera de la zona autorizada en el paraje de Las Grañuelas (Alhama de Murcia). La Dirección General de Industria, Energía y Minas confirmó el viernes que la empresa ha incumplido el plan de labores concedido para el año 2013 y que le ha abierto un expediente sancionador.
La actividad en la cantera ubicada en el entorno del Parque Regional El Valle-Carrascoy, visible a varios kilómetros de distancia como una enorme cicatriz en la montaña, se había incrementado notablemente en las últimas semanas, según ha admitido la Comunidad Autónoma, que también ha confirmado las sospechas de que la maquinaria pesada ha invadido el espacio protegido.

El departamento de Minas señala que fue informado el pasado 17 de junio de una posible «extralimitación» de la cantera, circunstancia que sus técnicos pudieron comprobar al día siguiente. El expediente sancionador se inició el día 1 de este mes. «Al mismo tiempo que se tramita dicho expediente sancionador por incumplimiento de la normativa minera, se ha dado traslado del mismo a la Dirección General de Medio Ambiente con el fin de que adopte las medidas que procedan dentro de la normativa ambiental», explica la Dirección General de Minas.
Pese a que el expediente sancionador lleva trece días en marcha, el director general de Medio Ambiente declaró el jueves que la ampliación de la cantera se ajustaba «aparentemente» al plan de labores autorizado y que aún se estaba comprobando si FULSAN se había extralimitado o no. Amador López, que admitió el gran «impacto visual» de la cantera, también aseguró que el avance de las máquinas sobre el Cabezo del Moro –«una roturación no autorizada de dos hectáreas»– no ha afectado a la fauna del espacio protegido y que falta por determinar posibles consecuencias sobre la flora del parque y el ámbito del Lugar de Interés Comunitario (LIC).
La Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) y un vecino de Alhama de Murcia han denunciado esta semana los «graves daños» causados por la actividad minera en el parque regional, que achacan al intento de consolidar un nuevo frente antes de que se apruebe el Plan de Ordenación de Recursos Naturales del espacio protegido, que acaba de reactivarse administrativamente.


Fuente: La Verdad.es
Texto: Miguel Angel Ruiz
Imagenes: FULSAN y Murciahoy
Enviado: Manuel. M.
Composición: Picapiedra
 
Directorio de blogs en España f6g7rj3e8w