jueves, 10 de mayo de 2012

El derribo de "La Collada" es un hecho. Siero. Asturias.

Los propietarios de la antigua mina de La Collada, en Siero, han comenzado las labores de derribo del inmueble, que tres años atrás había sido declarado en estado de ruina por el Ayuntamiento de Siero. La demora en ejecutar la medida se debió a que los propietarios presentaron un recurso contencioso-administrativo contra la declaración de ruina, lo que paralizó el proceso.


Esta declaración de ruina de las instalaciones, sede de la antigua fábrica de Fluoruros, S. A., fue emitida por los servicios técnicos del Ayuntamiento de Siero en febrero de 2009, lo que llevó al entonces concejal de Urbanismo, Julio Carretero, a decretar su demolición por razones de seguridad. En su resolución, Carretero ya apuntó el peligro de «ruina física inminente» de las instalaciones, lo que podría afectar a las propiedades particulares situadas ladera abajo, así como el riesgo potencial de que alguna persona pudiese sufrir un accidente tras colarse en las instalaciones, que no estaban cerradas.


La empresa propietaria de las instalaciones, Minerales y Productos Derivados S. A. (Minersa), procedió entonces a recurrir la decisión, realizando en paralelo labores de apuntalamiento de la estructura, que a su juicio garantizaban la seguridad de personas y bienes. Un primer fallo del Juzgado de lo contencioso-administrativo del Juzgado número 2 de Oviedo, de septiembre de 2010, ya dio la razón al Consistorio. Pero no fue hasta febrero de este mismo año, agotada ya la vía judicial, que la empresa presentó al Ayuntamiento de Siero un proyecto de derribo.


Ese proyecto, previo dictamen favorable de los servicios técnicos municipales, fue aprobado por la Junta de Gobierno Local el 23 de marzo, dándose a la empresa un plazo de un mes para iniciar los trabajos, y otros dos, desde su comienzo, para completar la demolición de las instalaciones.


Las obras de demolición comenzaron varios días atrás, aunque es ahora, que la maquinaria pesada ha entrado en la parcela, cuando se aprecia su desarrollo. Entre los vecinos, el derribo de las instalaciones ha sido acogido con cierto alivio, ya que la fábrica presentaba en los últimos años, y a simple vista, un notable deterioro que hacía temer el colapso del complejo industrial.

Fuente: La Nueva España

Texto e imagen: Franco Torre

Enviado: Tinín Gonzalez. Siero

 
Directorio de blogs en España f6g7rj3e8w