miércoles, 2 de mayo de 2012

Exposición de los expedientes de la Policía Minera de primeros del siglo XX. Jaén


El Archivo Histórico Provincial de Jaén expone, coincidiendo con el 1 de mayo, los expedientes de "Policía Minera" y planos de la sección de una mina, donde quedan recogidos los numerosos accidentes que sufrieron los trabajadores de las explotaciones mineras a comienzos del siglo XX.
La documentación, expuesta desde ayer en el espacio "Documento del mes", una actividad con la que se pretende dar a conocer cada mes la singularidad de un documento, de forma que esto suponga un atractivo más para el visitante al Archivo, refleja las condiciones en las que trabajaron muchos de los obreros en las minas jiennenses.
Gracias a la documentación procedente de una serie llamada 'Policía Minera', realizada por miembros del Cuerpo Nacional de Ingenieros de Minas, se puede comprobar la gran cantidad de accidentes que se producían y que eran atribuidos en la mayoría de las ocasiones a descuidos o imprudencias de los mineros.
En la provincia de Jaén están documentados trabajos mineros, por la arqueología, desde la antigüedad, y es bien conocida la importancia estratégica y económica que tuvo esta zona para iberos, cartagineses, y romanos, que siempre se interesaron por el control de este territorio tan rico en metales, sobre todo, plata y plomo.

Tras un largo periodo de declive, durante el siglo XIX se reactivaron los trabajos en las minas, primero en la zona de Linares, y después en la de La Carolina, con la instalación de las primeras compañías extranjeras.
De forma que se calcula que la mitad de la producción nacional de plomo salía de las minas que se incluyen en el llamado distrito minero de Linares-La Carolina, que se componía de ocho municipios.
Llegaron muchos trabajadores desde otros lugares de la provincia, pero también del resto de Andalucía y de España, como queda reflejado en los Libros de Personal y de Nóminas de las empresas mineras, que se conservan en los archivos.
Las condiciones de trabajo en las minas, a pesar de los adelantos tecnológicos, eran difíciles, sobre todo, en su interior y en 1897, el Reglamento de Policía Minera encomendó al Cuerpo Nacional de Ingenieros de Minas la inspección y vigilancia de las explotaciones mineras.
Después de cada accidente grave que sufría un trabajador de una explotación minera, la dirección de la empresa estaba obligada a dar aviso a los ingenieros de la Jefatura Provincial de Minas de Jaén, que se desplazaban hasta la instalación minera para informarse de las circunstancias del accidente, y levantar acta de las posibles causas del mismo.
Estos Expedientes de Visita de Policía Minera, que se conservan en los archivos, son documentos de primer orden para conocer la realidad del duro trabajo de los mineros

Fuente y texto: Agencia EFE
Imagenes: El Pais y Chachipen.
Enviado: Rafael del Amo. Jaén
Composición: Picapiedra

 
Directorio de blogs en España f6g7rj3e8w